jueves, 9 de enero de 2014

Faláfel


Hola!

Qué tal cocinillas, cómo llevan los primeros días del año?... espero que bien. Pues yo aquí, con más recetas y claro, compartiendo otra para la colección.
Hoy les traigo una forma de disfrutar los garbanzos, que sin duda alguna para muchos es totalmente diferente y para muchos otros quizá no. Lo cierto es que los Faláfel, son como una especie de entrante en la cocina de medio oriente  entre otros lugares variando la preparación y el ingrediente principal por otra legumbre. Pero como ya saben, después de buscar y catar algunas recetas, les comparto siempre la que más me gusta o particularmente mi versión. 

Venga, no les comento más y vamos a por ellos!

                                   
                                            




Ingredientes:

* 300 gr de garbanzos secos
* 1 cebolla blanca o amarilla
* 2 cucharaditas de cilantro o perejil 
* 1 cucharadita de ras el hanut
* 1/2 cucharadita de comino molido
* 1/2 cucharadita de pimentón ahumado picante
* 2 dientes de ajo
* 1 cucharada sopera colmada de tahini o crema de maní
* Sal al gusto
* Aceite de oliva 
* 1 cucharada sopera de semillas de sésamo
---
* Aceite para freír 



Proceso.
Primero se ponen los garbanzos en remojo durante 24 horas, es importante que sea como mínimo ese tiempo.  Una vez transcurrido el tiempo de los garbanzos, se escurren y se ponen en el vaso del robot de cocina para licuar. Luego añadimos por encima el resto de ingredientes (la cebolla cortada en trozos, los ajos, el cilantro o perejil, las especias, el aceite de oliva como 2 cucharadas soperas aproximadamente y el tahini que es una crema de semillas de sésamo, es un poco complicado encontrarla y sinceramente yo no la pude conseguir porque estaba agotada, así que la sustituí por crema de mamí (mantequilla de cacahuete) y bueno, ya saben que nunca dejo de hacer las recetas, simplemente las reinvento jejejeje ;)  y reservamos las semillas de sésamo.
                                           
     
Ahora bien, vamos a licuar como 30 segundos a velocidad media alta y con cuidado para que la máquina no se nos quede pegada ya que los garbanzos son pesados, paramos y ayudamos con una espátula a remover para que sea más fácil. Volvemos a licuar hasta conseguir que nos queden los ingredientes bien mezclados y consigamos una especie de pasta. Sacamos la mezcla a un bol y echamos las semillas de sésamo tostadas por encima, removemos con una cuchara  para integrarlas.
                                               

Ahora bien, con la mezcla, formamos bolitas como del tamaño de una albóndiga pequeña y aplastamos con las manos, luego hacemos marcas con la ayuda de un tenedor para que quede más chulo, normalmente los faláfel son con forma de croqueta, pero yo he querido hacerlos así, como prefieran. Los freímos en abundante aceite hasta conseguir un color dorado al gusto. Pero cocinarlos bien que los garbanzos están crudos. Sacamos y dejamos escurrir en un cuenco con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y servimos con un poco de aceite de oliva por encima.
Pero debo decirles que a mi esposo no le gustan, porque los garbanzos no son precisamente su plato favorito, así que para que se los comiera venga a volar mi imaginación y boom!... que hago una salsa de tomate, meto los fálafel y les pongo queso para fundir!!!
                                                    
Y aquí los tienen, Faláfel... clásicos o versión en salsa de tomate. Ponerlos como parte de un menú de comida estilo árabe o bien, si son atrevidos como yo, pues hacer la segunda opción que les aseguro, les van a encantar yam, yaammmmm!



                                                











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...