miércoles, 11 de septiembre de 2013

Cheesecake de arándanos


Hola!

Hoy les traigo unos de los grandes clásicos, el irresistible Cheesecake, o también conocido como tarta de queso o pastel de queso. Pero en esta ocasión les voy a compartir la receta con un toque diferente y no la típica con cobertura de fresas, así que bueno, esa se las debo para otra ocasión, jejejeje. 
Creo que no conozco a nadie que no le guste éste postre y como iba a ser lo contrario si es que tiene un sabor irresistible. Hay muchas formas de elaborar dicha exquisitez, aunque siempre el proceso es el mismo, costra de masa o galleta, capa de queso y cubiertas de sabores de la preferencia, aunque la opción que les ofrezco no tiene cobertura, tiene la combinación de la crema de queso y la frescura de los arándanos, es perfecta! 

Venga, vamos a por ella para que dentro de nada se pongan manos a la obra.


                              Cheesecake de arándanos 
                                      



Ingredientes:

Para la costra.
* 300 g de harina especial repostería
* 110 g de mantequilla fría en trozos sin sal
* 60 ml de agua fría
* Un pellizco de sal
* 1 cucharada de azúcar
* 1 cucharadita de levadura química
* 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno.
* 230 g de queso tipo philadelphia
* 250 gr de arándanos frescos o congelados
* 1 media crema o creme fraiche 
* 2 huevos
* 250 gr de leche condensada
* 1 limón (amarillo) la ralladura
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Proceso.
Primero vamos a empezar con la masa, para ello vamos a poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos, robot de cocina o lo que utilicen para triturar con fuerza. Los colocamos en el orden de la lista y procesamos de 15 a 20 segundos a velocidad media-alta. Digamos que tenemos que conseguir una especie de migas, lo que buscamos es hacer una masa, tipo masa quebrada. Ya saben que no hay que amasar, solo mezclar los ingredientes, sacarlos a una superficie plana y formar una bola, cubrirla con film y dejarla reposar 30 minutos en la nevera.                                  



Pasado del tiempo, la sacamos y la ponemos en una superficie ligeramente enharinada y hacemos una especie de círculo un poco más grande del tamaño del molde que vayamos a utilizar. El grosor debe ser de medio centímetro, como mucho.                                     




Después con mucho cuidado vamos a enrollar en el mismo rodillo para transportar al molde. Luego colocamos la masa en el molde que previamente untamos con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina.                                 



Si se rompe no hay problema, lo bueno de esta masa es que se puede pegar, jejejejeje :)
A continuación ya que está bien colocada la masa por la base y paredes, cortamos lo que sobra con un cuchillo y se puede dejar así o bien, decorar el contorno. Yo la decoré con una cuchara haciendo doble marca. Mirar la foto.           


Lo llevamos a la nevera mientras preparamos el relleno. Para ello ponemos el queso, la media crema y la ralladura de limón en el cuenco de la batidora,  batimos hasta incorporar.                                   

Incorporamos los huevos, la leche condensada y el extracto de vainilla y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea, 20 segundos aproximadamente.

Bajamos con una espátula lo que queda en las paredes del cuenco y removemos para integrarlo todo. Sacamos el molde con la masa de la nevera y ponemos la mitad de lo los arándanos, luego vaciamos la mezcla y terminamos con otra capa de arándanos que nos quedaban.                         


Lo llevamos al horno precalentado a 200ºC, pero horneamos a 160ºC durante 40 minutos. Luego 15 ó 20 minutos a 180ºC, dependiendo de cada horno. El primer tiempo es para que cuaje y no se agriete, luego para que se hinche un poco y crezca el relleno. Recuerden que el Cheesecake cuando está en el horno se pone gordo, pero pasado el tiempo para que se enfríe se deshincha, así que no se preocupen que es por lógica, mera culpa de la física, jajajaja.       

Pueden servirlo caliente o frío, yo lo llevé a la nevera por 5 horas y luego lo serví con helado de vainilla y unos hilos de leche condensada ya que este postre no es muy dulce, podemos darnos el lujo de añadir un un dulce extra... ;)       

Y aquí lo tienen, Cheesecake de arándanos, está realmente bueno, ideal para conquistar hasta el paladar más exquisito. Disfrutarlo con lo que más del guste, helado, crema fresca, nata montada, pero no dejen de hacerlo ya que les robará más de un suspiro, se los garantizo, jejejeje.


                                               ¡Hasta la próxima!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...