viernes, 6 de septiembre de 2013

Sopa de pollo reconfortante


Hola!

Hoy toca compartir una receta que es particularmente la forma de reconfortarme  después de unos días de mucho agobio y de cuando no me siento bien o estoy un poco pachucha. Ciertamente es algo extraño pero a nivel mundial la forma de hacer sentir bien a alguien cuando se encuentra mal, es preparándole una buena sopa de pollo.
Imagino que alguna explicación lógica debe tener, pero mientras la descubro, voy disfrutando de este platillo y además, quiero compartirlo con ustedes, así que cuando sientan que algo no va bien, puedan reconfortarse con mi receta, jejejejeje. 



                              Sopa de pollo reconfortante 
                                      



Ingredientes: 
(para 4 personas)

* 1 pechuga de pollo hervida
* 1 litro de caldo de pollo
* 2 zanahorias
* 2 patatas medianas
* 2 puñados de guisantes congelados (chicharos)
* 2 ramas de apio
* 1 cebolleta grande
* 1 diente de ajo
* Sal y pimienta negra molida al gusto
* 1/2 cucharadita de orégano seco
* 3 puñados de fideos gruesos
* 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
---
* Cilantro fresco para decorar
* Cebollino para decorar

Proceso.
Primero hay que tener la pechuga cocina tradicionalmente, de preferencia que la sazonen con especias, cebolla, ajo y apio, así ese caldo les sirve para la sopa y no hará falta que lo compren aparte. Les aconsejo que si la pechuga tiene hueso mejor, así el caldo tiene más sabor.
Después prepararemos la sopa, picamos la cebolleta finamente al igual que el apio y el ajo pueden picarlo o dejarlo entero, se añade a una olla con el aceite de oliva y hacemos un sofrito.


Una vez sofrito lo anterior, añadimos los fideos y doramos un poco, sólo que cojan un color ámbar.  

Luego vamos a añadir el caldo de pollo, si es el caldo donde han hervido la pechuga, colarlo para que no tenga restos. Llevamos a ebullición y añadimos las zanahorias cortadas en cubitos, salpimentamos al gusto y echamos el orégano remolido con las manos. Cocinamos 15 minutos a fuego medio, después añadimos las patatas cortadas en cubitos y cocinamos 8 minutos.                                      


Por último añadimos los guisantes y dejamos cocinar 2 minutos, ya que los guisantes sólo les hace falta descongelarse. Vamos a servir muy caliente, repartimos la sopa en 4 boles.                                   


Pueden darse cuanta que el color de la sopa ya invita a comer, así que simplemente pueden hacer una sopa de pasta y vegetales, estupenda. Pero hoy toca la de pollo, jejejeje. Así que después de repartir la sopa, vamos a añadir la pechuga desmenuzada en cada bol.
      
Por último vamos a echar por encima cilantro y cebollino picado. Les aconsejo que la parte verde de la cebolleta no la tiren y con ello sustituyan al cebollino. Realmente es lo mismo, sólo que el cebollino tiene un sabor más suave. Aquí en España me sorprende que tiren esa parte de la cebolleta, porque puede utilizarse en muchos platillos y son deliciosos.                                      



Y aquí la tienen, mi Sopa de pollo reconfortante, ideal para los días de lluvia cuando entra muy fácil la melancolía o bien, simplemente para hacerles sentir mejor cuando los días se resisten a la felicidad, jejejejeje.  


                                              ¡Hasta la próxima!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...