jueves, 12 de diciembre de 2013

Tipos de harinas más usadas en mi mundo


Hola!

Qué tal cocinillas, cómo llevan los días... espero que bien. 

Resulta que hace mucho quería hacer este post y entre unas cosas y otras pues no había podido ser, pero ha llegado el momento ahora que vienen los días de muchos bollos, bizcochos navideños, los famosos y deliciosos panettones, los panecillos de acompañamiento, bueñuelos mexicanos y muchas, muchas cosas más!
Hay personas que me preguntan la difrencia entre las harinas y que si la común sirve para todo, que si por qué  no les quedan bien algunas recetas y si depende de la harina que usan, etc.
Así que bien, pues para compartirles como me muevo en el mundo de las harinas y cómo las empleo, les voy a hablar de las más usadas en mi día a día. Existen muchísimas, pero no tienen idea de cuántos tipos de harina hay, uuffff!... así que por ello les explico de las más frecuentes y de las que nunca faltan en mi despensa.  

              
                                               











Las harinas proceden de de distintos tipos de cereales, aunque la más conocida y empleada es la de trigo. Entre otras está la de centeno, cebada, arroz, maíz, avena. Pero también hay otras que provienen de las leguminosas, como la de garbanzos y otras que son poco comunes en mi mundo. 
La más común y utilizada en la mayoría de los hogares, es la de trigo que también se le llama común o para todo uso. Normalmente separo por grupos las harinas, La de trigo (común), la integral, la de fuerza, la de especial repostería, la leudante, la de arroz y la de maíz. Hasta aquí las típicas y más usadas, pero también están las de frutos secos, como la harina de almendras, las de avellanas, entre otras.

                                                


Harina de trigo o común. La suelo utilizar como bien dice su nombre, para todo, pero con la diferencia de que depende del tipo de receta.  Cuando no me influye mucho, como para panecillos rápidos, panes rellenos de queso, tortillas de harina, bizcochos que van bañados con almíbar de leches, cuando no me requiere especial importancia en la harina.

                                                




Harina de fuerza. Es harina con un alto contenido de proteínas (gluten). Para considerarse de fuerza la harina ha de tener al menos un porcentaje de 12 gramos de proteína en cada 100 gramos de harina. Por eso es que es especial para la línea de panadería, como pan payés, pan de pueblo, pan chapata, roscón de reyes, panes para bocadillos o tortas mexicanas, baguette, pizzas, panes ingleses, panettones, croissants, etc. Que se fermentan con levaduras tiempos largos. 

                                                  


Harina especial repostería. Este tipo de harina proveniente de trigo blando y de muy poca fuerza. Por eso es que es idónea para la elaboración de bizcochos, magdalenas, muffins, cupcakes, tartas, pasteles, etc. 
Aquí también  empleo las harinas de frutos secos, son ideales para sustituir el gluten o bien, para enriquecer la repostería. Las harinas de frutos secos no son otras que los mismo frutos secos crudos molidos, tan simple como eso y que podemos preparar en casa. 

                                               
                        
Harina de Maíz. Pues como buena mexicana nunca falta en mi despensa, ya que por lo menos 2 veces a la semana hago diferentes antojitos mexicanos, tampoco me faltan los famosos totopos, que si bien es cierto mucha gente se empeña en llamarlos nachos. Entre otras recetas están las gorditas rellenas, arepas etc. Y bueno, la harina de maíz es digamos parte fundamental de la alimentación en América latina. 
La harina de arroz. Suelo utilizarla para empanizar de forma suave y queda más crujientes algunos fritos como los las anillas de calamar. También la uso para los bizcochos de maíz y otros más.
La harina Leudante (harina con levadura). Es la harina que ya contiene levaduras y se puede usar tal cual o bien, se puede añadir poca levadura química más.  La utilizo en la línea de repostería-pastelería, para panes que no necesitan fermentación larga.
Harinas preparadas. Son las harinas que ya vienen listas prácticamente y nos venden en los centros comerciales para preparar diversas recetas, como tartas, pasteles, hot-cakes, tortitas, crepas, etc. Son muy útiles ya que sólo requieren agua, leche, huevos, mantequilla o aceite y poco más, siempre pueden sacarnos de un apuro. Mantengo algunas en mi despensa porque nunca sé cunado voy a necesitar ayuda de emergencia, jejejeje.

Pues nada cocinillas, estas son las harinas que más uso y que siempre tengo a la mano, espero que sea de su ayuda y que empiecen a variar y a utilizar los diferentes tipos que hay, y por qué no... disfrutar que en la variedad, está el gusto!  Aunque debo decir que me faltan muchas por introducir en mis recetas y claro está,  lo compartiré en futuros post ;)


                                            



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...