sábado, 2 de noviembre de 2013

Pan de muertos con Thermomix





                                                                                   



Hola!

Hoy les comparto un post realmente interesante para mí, ya que soy mexicana y el 2 de noviembre celebramos a nuestros antepasados. 
Se dice que el Pan de Muertos está representado por la la parte de cráneo que es la bolita de arriba, los huesos que son los trozos de pan que caen en los laterales y la bola del pan que simboliza el cuerpo humano
Es un tipo de pan especial y normalmente se hace en el mes de octubre hasta noviembre para recordar a los familiares que nos han dejado y están en "mejor vida". Es tradición que se ponga en las tumbas de los seres queridos y hay mucha gente que no lo come, pero debo decirles que una gran mayoría disfruta de una delicia como es este pan. 

Cocinillas, no les mareo más y vamos a por la receta para que puedan deleitarse como en mi familia de una parte de México.

                                                

Ingredientes:

Para la masa madre.
* 10 gr de levadura fresca de panadería
* 1 cucharada sopera de azúcar moreno
* 70 ml de leche entera
* 120 gr de harina de fuerza 

Para la masa del pan.
* La masa madre
* 550 gr de harina de fuerza
* 95 gr de mantequilla a temperatura ambiente
* 15 gr de levadura fresca de panadería
* 150 gr de azúcar común
* 1 cucharadita de sal
* 3 huevos a temperatura ambiente
* 2 cucharaditas de agua de azahar
* La ralladura de 1 naranja
* 120 ml de leche
---
* 1 yema 
* Un poco de leche
* Azúcar común para espolvorear

Nota. Paras las personas que no tienen Thermomix, que no les suponga un contratiempo y usando la imaginación pueden hacerlo en su amasador de pan, robot de cocina o a mano que lleva más tiempo, pero nunca dejen de intentarlo.

Proceso.
Primero hacemos la levadura madre y para ello ponemos todos los ingredientes a la vez y programamos 15 seg. vaso cerrado, vel. 6. Sacamos a un cuenco y formamos una bolita, cubrimos con agua templada, no caliente.
                                         

Dejamos entre 15 y 20 minutos a proximadamente, a la mitad del tiempo damos la vuelta y cuando vean que ha doblado el volumen y flote, está lista.
                                            

Mientras la masa madre fermenta, rallamos la naranja en un cuenco y añadimos el azúcar, removemos y dejamos que el azúcar se aromatice. 
                                          

Una vez pasado el tiempo de fermentación de la masa madre, vamos a ponerla en el vaso de la Thermomix y añadimos la levadura desmenuzada con las manos, después echamos el azúcar con la ralladura de naranja, los huevos, la leche templada (no caliente), los huevos enteros, el agua de azahar y la sal.  Después terminamos echado la harina y vamos a reservar la mantequilla.
                                              
                        

Ahora bien, programamos 15 seg. vaso cerrado, vel 6. Después vamos a programar 5 minutos, vaso cerrado, vel. espiga. Una vez que se está amasando en los primeros 2 minutos vamos a echar por el hueco la mantequilla cortada en trozos, es importante que la mantequilla esté blanda para que se incorpore bien. Les comento que la masa es algo pegajosa, así que una vez amasada, la sacamos con las manos untadas con aceite para que sea más fácil y la posamos en una superficie enharinada, formamos una especie de bola si se puede y la ponemos en un bol untado con mantequilla.
                                           

Cubrimos con film y vamos a dejarla reposar dentro de la nevera durante  4 horas aproximadamente. Hay personas que la dejan durante toda la noche pero para mí 4 horas son suficientes. Pasado el tiempo, sacamos y vean como se ha puesto de hermosa la masa.
                                               

Metemos nuestros dedos para sacar el aire de la masa y la ponemos en una superficie enharinada, cortamos por la mitad.
                                                   

Con ellos vamos a hacer dos panes así que cada trozo es un pan. A continuación cortamos 1/3 aproximadamente de cada trozo y con esa parte vamos a formar el "el cráneo" y "los huesos", los trozos más grandes de la masa son el "cuerpo".
                                                
                                  
Ahora bien, el trozo más grande le vamos a dar forma de bola y la colocamos en bandejas para horno o en moldes para horno, deben ir por separado porque aunque les parezcan pequeños luego al reposar y hornearse crecen. Cubrimos con un paño de cocina y dejamos reposar 1 hora aproximadamente.
                                               

Los trozos pequeños los vamos a dividir en 4 cada uno y obtendremos 8 trozos, así serás 3 huesos y 1 cráneo para cada pan.
                                                 

Pasado el tiempo de reposo, vamos a batir la yema de huevo con un poco de leche, como 2 cucharadas soperas aproximadamente. Luego pintamos de huevo la bola, así se pegaran los huesos y el cráneo, ahora vamos con ellos. Cada bolita de masa la vamos a estirar y presionamos en tres partes de la tira para formar unas bolitas y partes delgadas, mirar la foto cómo debe quedar. Para conseguirlo una vez que presionen y hagan la marca, hagan movimientos como rodillo, hacia adelante y hacia atrás.
                                                

Una vez que vayamos haciendo las tiras, las colocamos en el pan, presionamos un poco para que se peguen con el huevo.
                                           

Terminamos con las tres tiras y el último trozo lo le damos forma de bola, pintamos con huevo la parte de abajo y colocamos en la parte superior.
                                              

Hacemos la mismo operación con el otro pan y pintamos con huevo completamente.


A continuación espolvoreamos con bastante azúcar todo el pan, así la corteza queda más crujiente y también quedan más chulos. Hay personas que no les pone azúcar, así que hacerlo al gusto.
                                              

Con el horno precalentado, los horneamos a 190ºC durante 10 minutos, luego bajamos a 170ºC durante 20 ó 25 minutos dependiendo de cada horno. Poner un papel de horno por encima si ven que se está tostando. También pueden ponerlo a 160ºC durante 30 minutos el último tiempo. Cada horno es un mundo y hay que descubrir el truco, jejejeje. Una vez horneado, sacamos y dejamos templar en una rejilla.
                                                



Y aquí lo tienen cocinillas, mi Pan de Muertos. Está realmente bueno, con un perfume intenso a la naranja y al agua de azahar, me recuerda al roscón de reyes español. Hacerlo que de verdad les va a sorprender y disfrutar de un trocito de ese México tan querido... feliz día a todos los mexicanos!


                                         

                                                 

         

                                              
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...