miércoles, 5 de junio de 2013

Pastel de las tres leches



Hola!

Hoy les voy a compartir un receta que es típica y por excelencia el postre mexicano, el Pastel de las tres leches.
Este pastel está centrado en toda América Latina, y si bien es cierto cada país tiene su receta, pero al final es el mismo objetivo, un bizcocho bañado con un almíbar de tres leches.
Los mexicanos lo adoptamos como propio y por eso ya es un clásico en las reuniones con amigos o familia.

Bueno, no les voy a dar más vueltas y a por lo interesante, la receta.
       

                         Pastel de las tres leches
                                  


Ingredientes:

Para el bizcocho.
* 2 tazas de harina especial repostería
* 5 huevos
* 1 taza de azúcar
* 3 cucharaditas de levadura en polvo
* 1/2 taza de leche entera
* 1 cucharadita de extracto de vainilla
* 1 pizca de sal

Para el almíbar de leches.
* 250 ml de leche condensada
* 1 lata de 170 gr de nata para cocinar (media crema)
* 350 ml de leche evaporada 
* 1 cucharada de ( ron, amaretto, tequila o grand Marnier)
---
* 200 ml de nata para montar (heavy cream)
* 2 cucharadas de azúcar
* 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
---
* Melocotones (duraznos) en almíbar para decorar
* Cerezas en almíbar para decorar
* Mantequilla para untar el molde
* Harina para espolvorear el molde


Proceso.
Primero empezaremos por el bizcocho y para ello vamos a separar las claras y las yemas. Preparamos el resto de ingredientes para tenerlos a mano. Ponemos las claras en el bol de la batidora y añadimos una pizca de sal. 
                                            

Las vamos a montar a punto de nieve a velocidad 3 y luego vamos a ir incorporando el azúcar.
                                            

Sin dejar de batir añadimos el azúcar en tres veces hasta conseguir que se incorpore bien y que consigamos una especie de picos.
                                             

Después echamos las yemas de los huevos y las incorporamos en dos veces hasta ligar.
                                           

En la segunda vez que echemos las yemas, también vamos a añadir el extracto de vainilla, batimos hasta incorporar.


A continuación vamos a añadir la harina ya cernida junto con la levadura en polvo y lo haremos en dos veces.
                                             


También incorporamos la leche alternando con la harina para integrarlo todo a la vez. En esta ocasión les recomiendo hacerlo a velocidad 2 para que la harina no salga volando, jejejeje. Batimos durante 30 segundos y con la ayuda de una espátula bajamos lo que queda en las paredes del bol.
                                                

En un molde de 28 cm rectangular, de preferencia de cristal  para que se vea más chulo, untado con mantequilla y espolvoreado con harina, vaciamos la mezcla.



Llevamos al horno precalentado y horneamos a 180ºC durante 35 minutos, dependiendo de cada horno. Pinchamos con un palillo para confirmar la cocción y cuando esté listo, sacamos y dejamos enfriar por completo.
                                           

A continuación una vez frío el bizcocho, vamos a pinchar con un tenedor para favorecer a la absorción del almíbar.


A continuación vamos a preparar el almíbar de las leches. En la licuadora o vaso grande para batir, ponemos todos los ingredientes del almíbar y licuamos durante 1 minutos hasta conseguir una crema suave y homogénea.
Para quien no conoce la nata para cocinar, se las presento, es espesa y además ideal para cocinar y para los postres en sí.
                                              


Ya que tenemos el almíbar listo, vamos a coger una cuchara y el tenedor con el que pinchamos el bizcocho y vamos a hacer lo siguiente.


Con la cuchara vamos a ir echando almíbar en todo el bizcocho y con el tenedor ayudamos a que penetre bien.
                                                



Es muy importante que el bizcocho esté totalmente impregnado, asegurarse de que también añaden por los laterales, para que cualquier porción tenga el delicioso sabor al almíbar. Vamos a repetir el baño del almíbar al bizcocho hasta terminar  toda la mezcla. Una vez terminado el proceso, cubrimos con film y llevamos a la nevera de 4 a 6 horas. Yo lo hago siempre por la noche y lo dejo hasta el otro día, se intensifica el sabor.
Pasado el tiempo, vamos a montar la nata y ponemos los tres ingredientes, de preferencia que la nata haya estado 15 minutos en el congelador antes de montarla.
                                              

Una vez montada la nata la ponemos encima del bizcocho, toda de golpe y vamos distribuyendo.  


Alisamos y con la ayuda de un tenedor vamos a dibujar líneas a lo largo.
                                          


Cortamos los melocotones en medias lunas, en gajos no muy gruesos.


Ponemos dos filas de melocotones a los laterales del pastel y en el centro las cerezas en una línea.
                                           


Les ofrezco la decoración, pero pueden hacerlo al gusto personal y dejar trabajar la imaginación.



Aquí tienen mí receta del Pastel de las tres leches, no pueden negar que tiene una pinta estupenda y está riquísimo. Además es muy fácil de preparar y les aseguro que suele conquistar, jejejeje.


                                                   ¡Hasta la próxima!

  









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...