domingo, 31 de marzo de 2013

Ensalada Griega de patatas



Las patatas sin duda son la mejor opción para cuando estamos en apuros. Cocidas con sal están buenísimas, con huevo, guisadas, en ensaladas y así puedo seguir un buen rato porque hay cientos de recetas que podemos hacer con las patatas. Pero hoy les voy a compartir una receta que me encantó, es algo diferente y con un sabor realmente increíble a verde y ligero. 
Está genial para limpiar la conciencia después de estos días de torrijas que hemos tenido, jijijijiji.
Pero es un plato que no por ligero es desaborido, así que a por ella!!!

              

                       Ensalada Griega de 
                                 patatas                                



Ingredientes:
(para 4 personas)

* 5 patatas medianas
* 1/4 de lechuga iceberg 
* 1 diente de ajo
* Cebollino al gusto
* 1/2 cucharadita de orégano seco
* 1/4 cucharadita de eneldo seco
* 4 cucharadas soperas de yogur griego cremoso natural
* Sal y pimienta negra molida al gusto
* 1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante
* Aceite de oliva virgen extra 


Proceso.
En un cazo con agua y sal ponemos a cocer las patatas cortadas en cuadros pequeños, se ven en la foto. Las cocemos pocos minutos (al dente) que aún queden firmes para que no se muelan cuando mezclemos.  
En un cuenco ponemos la lechuga cortada finamente ya lavada y escurrida en el escurridor de lechuga. Si no tienes escurridor de lechuga, se seca con papel de cocina. Le añadimos el cebollino picado al gusto, puede ser finamente o en trocitos un poco largos, el orégano lo ponemos en la mano y frotamos con los dedos de la otra, para sacar el aceite y el aroma.

                                          


A continuación incorporamos las patatas ya escurridas y frías. Después echamos el yogur y removemos todo.

                                          

Luego añadimos el pimentón, el ajo picado finamente, una cucharada de aceite de oliva, la sal y la pimienta. Removemos muy bien y la llevamos a la nevera 20 minutos antes de servir para que se concentren los sabores.
Quizá cuando la saques esté un poco líquida, puedes añadir un poco más de yogur o quizá un trozo de queso feta remolido con las manos y mezclas todo. 

                                               

                                          

Sirves en cuencos individuales, y le echas un poco de aceite de oliva por encima. 

                                         

                                                        Que la disfrutes!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...