viernes, 29 de marzo de 2013

Torrijas



Cada país tiene un postre típico para disfrutarse exclusivamente en Semana Santa. En México tenemos la Capirotada, que es realmente deliciosa y no hay nadie que se resista a ella. Pero en España están las Torrijas y madre mía!!!! cuando las probé por primera vez me quedé con la boca abierta, hice la típica receta que te da todo el mundo y muy buenas, pero les he dado mi toque personal y me gustan aún más. Les aseguro que no les engaño, hacerlas y me darán la razón.

                                         

                                    Torrijas
                                         




Ingredientes:

* 1 barra de pan (el de toda la vida)

* 1 litro de leche entera
* 200 ml de leche evaporada
* 1 limón (la piel)
* 150 gr de azúcar blanca
* 1 rama de canela
* 1 cucharadita de extracto de vainilla
* Una pizca de sal
* Una pizca de clavo en polvo
* 1/2 cucharadita de canela en polvo
---
* 2 huevos
*Azúcar para espolvorear
* 1/2 cucharadita de canela en polvo
* Aceite de girasol o maíz para freír 

Nota. La piel del limón la podemos cortar con un pelador de patatas para que no tenga la parte blanca, que eso produce amargor.


Proceso.

Un día antes de la elaboración de las torrijas, empezamos con el preparado de la leche. Ponemos en una olla la leche entera, la leche evaporada, la sal, la canela en rama y en polvo, el clavo en polvo, el extracto de vainilla, la piel del limón y el azúcar. Lo llevamos al fuego alto, vamos removiendo con una cuchara de madera para evitar que se corte la leche. 
                                                        


Una ves que hierva, bajamos el fuego y cocinamos la leche 2 minutos removiendo suavemente. Apagamos y retiramos del fuego. Esta mezcla la dejaremos reposar durante 1 día entero. Si la haces por la mañana cuando se enfríe la metes a la nevera para el día siguiente.
Al día siguiente sacas la mezcla de la leche de la nevera y la pones al fuego a calentarse.
                                                 

Mientras tanto cortamos la barra de pan en rebanadas del grosor de un dedo y luego las colocamos en fuentes.
                                               

Con la ayuda de un colador, echamos la leche templada por encima de las rebanadas de pan, reservamos 3 cucharadas de la leche aparte. El colador es para evitar que caigan la piel de limón o la rama de canela.
                        
                                                 

Las dejamos 30 minutos y luego les damos la vuelta con mucho cuidado para que no se nos rompan. Así la leche se reparte por toda la rebanada de pan.  y dejamos reposar 2 horas.
                                                   

Después del tiempo que han reposado se quedan así, han chupado todo el almíbar de leche y están súper tiernas. Las tenemos que manipular con mucho cuidado.
A continuación batimos en un plato los dos huevos  y le añadimos las 3 cucharadas de leche que teníamos reservadas. Esto es para que la torrija sepa menos al huevo y se intensifica el sabor al limón y canela. 
                                                    
                                                  

Echamos con mucho cuidado cada torrija en la mezcla del huevo, envolvemos y freímos en aceite caliente a fuego medio-alto. Doramos por ambas partes y sacamos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de grasa. 
                           

Después hacemos la mezcla de azúcar y canela en polvo, removemos y espolvoreamos una a una con esta mezcla y las ponemos en una fuente grande.
                                       


Este es el resultado final de unas torrijas estupendas y deliciosas.

                                                       

                                                                    Que las disfruten!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...