martes, 23 de abril de 2013

Piperrada


La Piperrada es originalmente un acompañante de la gastronomía vasca, que se utiliza en la mayoría de sus ocasiones con carnes y pescados. También le podemos dar un cambio en su uso y hacer tapas y pinchos, con huevos fritos y más opciones. Realmente tiene un sabor increíble a dulce y asado. Cuando la comí por primera vez me impresionó y ahora nunca falta en mi cocina. Creo que todos deberían comerla alguna vez y por eso quiero compartirla con ustedes, por supuesto con mi toque personal.
Hay muchas versiones y cada quien tiene su receta, puedes hacerla de pimientos rojos y verdes, con cebolla. También hay quien añade tomate, así que en esta ocasión les comparto la de pimientos morrones rojos.          


                                           Piperrada





Ingredientes:

* 4 pimientos morrones rojos grandes
* 1 cebolla amarilla grande
* 2 dientes de ajo
* 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
* 15 ml de brandy de jerez
* 1/2 cucharadita de sal


Proceso. 
Lavamos y secamos los pimientos, los untamos con un poco de aceite.
                                                 

Llevamos al horno precalentado a 200ºC unos 45 minutos aproximadamente, dependiendo del horno. Le damos la vuelta en la mitad del tiempo para que se asen por todas partes. 
                                                   

Una vez asados, sacamos del horno y tapamos con papel aluminio para que sea más fácil quitar la piel. Dejamos reposar 15 minutos. 
Mientras tanto picamos la cebolla en juliana y la vamos sofreír en el aceite de oliva.
                                                         

Pasado el tiempo de reposo de los pimientos, los limpiamos quitando la piel y semillas, los cortamos en tiras no muy finas y reservamos en la fuente donde horneamos con el líquido que sueltan.
Una vez que la cebolla esté sofrita después de unos 15 minutos aproximadamente, añadimos el ajo exprimido o picado muy finamente.
                                                        

Removemos y cocinamos 1 minuto, enseguida echamos los pimientos cortados junto con el líquido que teníamos reservados.
                                                    

Añadimos la sal y removemos, llevamos a ebullición y añadimos el brandy y esperamos a que el alcohol evapore.
                                               

Luego bajamos el fuego a medio suave y dejamos cocinar 5 minutos más.
                                                  


Siempre es mejor que la hagan de un día para otro ya que damos tiempo a que la salsa incremente su sabor. 
Espero que la hagan y disfruten de algo realmente delicioso.


                                                              ¡Hasta la próxima!


    
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...